El equilibrio inestable de la economía capitalista, el momento económico en Chile y la lucha de clases.

0

Benjamín Lobos, economista.

Los últimos meses han mostrado tendencias cruzadas en el escenario económico y político, por un lado el gobierno de Piñera está pasando de cifras económicas débiles a unas más potentes, el IMACEC de junio escaló a 4,9%, el más alto desde 2012. Contrario a esto, se abren luchas parciales y batallas aisladas, Escondida, la mina de cobre más grande del mundo, amenazó con una huelga que pudo afectar la recuperación económica, Piñera cae en las encuestas, el movimiento de mujeres irrumpe con fuerza y se abren luchas de trabajadores por los despidos y cierres de fábricas. Pareciera que estamos en un momento transitorio entre una mayor consolidación económica del gobierno de Piñera y una tendencia a la apertura de luchas parciales.

En este artículo quiero sostener que la economía chilena está en un momento transitorio de equilibrio inestable, donde se busca recomponer el equilibrio que se rompió post crisis 2009 en el mundo, y que esta tendencia cruzada es subproducto de esto. La derecha debe golpear el trabajo para iniciar una recuperación en los nuevos marcos de la economía mundial, economía convulsionada, con una recuperación leve de la mano de Estados Unidos. Justamente aquí, en los ataques y la resistencia que estos tengan, es donde se producen los choques reconfiguraran los nuevos marcos de la economía. Para esto es necesario hacer una caracterización del momento tanto nacional e internacional y pensar diferentes preguntas que nos ayuden a aproximarnos a la realidad actual de la dinámica capitalista en Chile y en el conjunto del mundo, como una totalidad. El artículo busca responder cuatro preguntas: ¿Que es en concreto este momento transitorio? ¿El capitalismo en chile podrá encontrar de nuevo un punto de equilibrio que le permita dirigir con mayor calma y salir de su estados actual? ¿Cómo se relaciona esta tendencia cruzada en Chile con la economía internacional? ¿Qué rol tienen los trabajadores y quienes militamos en socialismo revolucionario en este escenario? Con estas respuestas tendremos una mejor aproximación de la relación equilibrio-estable-inestable-recomposición en el capitalismo, y las conexiones que este tiene con la realidad de los trabajadores y la sociedad.

La situación económica internacional

Desde el 2008 la economía mundial entró en una época convulsiva, vivimos la era del estancamiento secular del capitalismo, con alto endeudamiento, bajo crecimiento y riesgos financieros.

A pesar de tener dos años de leve recuperación, el Banco Mundial en su último informe advierte sobre el freno del crecimiento de la economía mundial para 2019:

Sé espera que disminuya en los próximos dos años, a medida que la holgura mundial se disipa, el comercio y la inversión se moderan y las condiciones de financiamiento se vuelven más estrictas. Se predice que el crecimiento en las economías avanzadas se desacelerará hacia tasas potenciales, a medida que la política monetaria se normalice y disminuyan los efectos del estímulo fiscal de los Estados Unidos “Además,” los riesgos del panorama continúan inclinados a la baja”. Incluyen los movimientos desordenados del mercado financiero, la escalada del proteccionismo comercial, la mayor incertidumbre política y el aumento de las tensiones geopolíticas, que siguen nublando las perspectivas”

Es decir, estamos en un periodo cruzado tanto por los intentos de la burguesía imperialista por revitalizar la economía mundial, actuando de conjunto, como también por fricciones entre los estados capitalistas centrales y entre las clases sociales que sostienen el capitalismo. Por ahora las grietas solo se profundizan y con ello también las fricciones

Las señales del primer semestre de 2018 en la economía mundial

Ante el fortalecimiento de Estados Unidos, mejorando su crecimiento y subiendo la tasa de interés, los desequilibrios se trasladan a los eslabones débiles, economías que post 2008 entraron en la categoría de enfermos crónicos.

Argentina colapsó y llamo al FMI. Brasil lucha con una economía endeudada y con altos intereses, la inversión no muestra signos de recuperación fuerte. La economía en Sudáfrica se contrajo a su ritmo más rápido en 9 años, debido a la caída en la inversión. En Turquía, debido también a la subida de intereses de EEUU, llevó su moneda a mínimos históricos.

Argentina

50 billones de dólares fue el acuerdo alcanzado por Macri y el FMI, y aunque algunos se adelantaban diciendo que esto no implicaría mayores ajustes, el FMI lo desmintió en los hechos, mostrando su verdadero rostro, le impuso a Argentina tener déficit cero de aquí a 2020, es decir, reducir drásticamente el gasto público.

Lo que busca de fondo, es darle estabilidad a la economía Argentina a costa de los trabajadores. El FMI es el paladín de los capitalistas hoy, su garante, y no puede permitir que Argentina caiga en una crisis, los acreedores de su deuda son las grandes compañías del mundo, sí cae, sería una herida profunda para un capitalismo en estancamiento y con altos niveles de deuda.

A dos meses del “salvataje” del FMI la economía argentina sigue con problemas serios, sin poder estabilizar el tipo de cambio.

Italia

El señor tijeras, así es llamado el nuevo ministro de economía asignado en Italia, conocido es por reducir el gasto público, además de ser un ex funcionario del FMI.

En un mensaje oficial el presidente Mattarella de Italia explicó “la designación del ministro de economía constituye siempre un mensaje inmediato de confianza o de alarma para los agentes económicos y financieros”. El FMI de forma indirecta está actuando como garante de uno de los eslabones débiles de la economía europea (por sus altos niveles de endeudamiento), que ya en el primer semestre hizo caer las bolsas de todo el mundo, poniendo alarmas sobre la economía mundial

Los commodities

Hasta el momento los commodities actúan como contratendencia, estos han revitalizado sus precios y funcionan como pulmón de una economía enferma. Pero el crecimiento mundial caerá, probablemente la demanda por commodities también, no se ve que América Latina pueda actuar de colchón, tal como lo fue en el periodo 2009-2013, debido a que la realidad de China hoy es diferente, con altos niveles de endeudamiento, proteccionismo, mayores niveles de competencia mundial, derivados del 2008.

El G7, Trump y el proteccionismo económico

Trump, momentos antes de la reunión del G7 anunciaba medidas de proteccionismo que afectan justamente a estas economías. La idea de estas reuniones es que los estados del G7 resuelvan esto mediante acuerdos, pero al parecer la economía mundial no da espacio para los grandes acuerdos del pasado, ni de respetar los acuerdos arancelarios realizados por sus mismas instituciones. Así ha comenzado la guerra comercial, una guerra que las principales economías capitalistas no han emprendido desde 1930

Las salidas nacionalistas han aumentado post crisis 2008,Trump en Estados Unidos, el triunfo de los partidos nacionalistas populistas en Italia, expresan hoy las salidas insuficientes que el capital internacional le da a la crisis, golpeando a los sectores populares y dejando espacio para que emerjan sectores nacionalistas proteccionistas.

Guerra Comercial

China salió fortalecido de la crisis de 2008, aprovechando la debilidad del imperialismo y sus condiciones de producción favorables (bajos costos), Se abre espacio en nuevos mercados, expresión de esto son las grandes inversiones de Beijing en Brasil, uno de los mercados más grandes del mundo. En Estados Unidos saben que las crisis reconfiguran la economía mundial y que esto pone en juego su hegemonía, no mañana ni en cinco años, pero si le dan espacio de continuar a China con ese ritmo, en 15 o 20 años China se transformará en la potencia mundial, quitándole el cetro a los capitalistas de Estados Unidos y sus aliados.

Por esto, ante un pequeño fortalecimiento de EEUU, por el aumento en el crecimiento durante el primer semestre de 2018, Trump anunció aranceles a China, y a una serie de potencias del G7. En un capitalismo con sobreproducción, donde la deuda se acrecienta, la debilidad o declinación de un estado, es el fortalecimiento de otro, ya no hay espacio para acuerdos que lleven a extender el capital por el mundo, en sincronía. La competencia se intensifica post crisis, y el proteccionismo es una reacción al no encontrar salidas a la crisis.

Expresión de esto es que durante junio, Ber Bernanke , ex presidente de la reserva federal del tesoro norteamericano de Estados Unidos anuncio que la economía del norte se encuentra en un momento “salto del coyote”, es decir, que está a punto de caer de un precipicio. Más allá de si esta afirmación tiene algún sustento empírico, expresa el ánimo en la burguesía imperialista, y el horizonte nada prospero que esperan para el imperialismo.

Síntesis de la situación económica internacional

El equilibrio inestable está instalado, se abren fricciones entre las burguesías y los capitalistas ensayan la receta ya aprendida en todo el mundo, cargar las crisis sobre los trabajadores y así revitalizar la inversión y el crecimiento. Pero el marco ahora es diferente, hay altos niveles de endeudamiento, los eslabones débiles tienen desequilibrios profundos, para recuperarse necesitan golpear a los trabajadores como nunca antes, y sí post 2008 volvió la lucha de clases debido a la crisis, probablemente en el futuro cercano, ante los ataques más profundos de los empresarios a los trabajadores, vamos a choques sociales más fuertes que los vistos en la última década.

El momento económico en Chile dentro del marco mundial.

El desempleo llegó a 7.2%, aunque no son cifras catastróficas para la derecha, no está ni cerca de las expectativas que entregaron. En estos meses se están jugando la estabilidad de su gobierno, en un marco difícil nacional a internacional. Esta cifras están cruzadas por el fuerte aumento de la actividad económica, que marco su mayor alza en tres años.

Es necesario ver que hay detrás de esto, para determinar la razón de estas dos tendencias en paralelo.

El IMACEC de junio

El punto fuerte de la derecha fue el IMACEC de junio, que llegó a 4.9% de crecimiento anual, el mayor en 6 años. Las cifras en general pueden esconder mucha información, por un lado, si observamos la Figura del IMACEC desde 2017 a la fecha se observa que el aumento en la actividad económica se debe a la baja base de comparación, y así lo deja en claro el Banco Central en su informe de política monetaria de junio (IPOM junio 2018):

el mayor incremento anual de la economía en el primer semestre era anticipado hace tiempo, dada la baja base de comparación de inicios del 2017 en la minería”

Además, si observamos las fortalezas reales del crecimiento, estas vienen dadas por sectores económicos volátiles, es decir, sectores económicos que no pueden sostener la actividad económica en el largo plazo:

En todo caso, cabe consignar que buena parte del ritmo de crecimiento de la economía en el primer trimestre provino de la pesca y electricidad, gas y agua, que se cuentan entre los rubros más volátiles

 

Los despidos y la caída del índice de remuneraciones.

Por otro lado, la recuperación no se traspasa a mejoras en términos de empleo y salarios. Según el índice de remuneraciones del INE, estas se han estancado en abril-mayo para luego desacelerarse en junio.

Así también, el aumento del desempleo (informe de empleo del INE julio 2018) proviene de la debilidad de la economía de crear empleos a la velocidad que crece la masa de trabajadores. Observando las cifras del ultimo trimestre, son justamente los sectores que han sostenido el débil crecimiento económico donde más se han perdido empleos: Minería: -3.3%, pesca y agricultura -5.7%, suministro de electricidad -5.0% , suministro de agua -4.4%.

La reducción de costos laborales es una medida de competitividad en el capitalismo, una empresa más competitiva atrae mayores cantidades de inversión, En términos agregados, a nivel país, esto se transforma en un mayor flujo de capitales hacia este, y con ello en el aumento de la actividad económica.

La derecha y los empresarios en Chile ensayan la misma receta que la burguesía en todo el mundo, ante la debilidad de la recuperación, golpean el trabajo para impulsar la actividad económica. Esto tiene algún grado de impacto mínimo, cuando se hace en sectores con débil persistencia en el crecimiento, como lo son gas, electricidad y pesca. En la minería (que representa el 40% de las exportaciones en Chile, impulsando la actividad económica ), se cruzan dos factores, la recuperación de los precios de los commoditites (como se hizo énfasis en la situación internacional) y el aumento del desempleo, es decir, la apuesta de la burguesía es reducir todo lo posible los costos golpeando el trabajo ,pero esto por sí solo no es suficiente, esperan , por otro lado, que la economía mundial sostenga su crecimiento y con ello el precio del cobre.

Es una situación difícil para Piñera y el conjunto de los empresarios, el capitalismo, como se estableció anteriormente, no muestra recuperación en el mediano plazo para que esto sea sostenible, al contrario, se ve un horizonte aún más convulsivo. Debemos pensar que los capitalistas necesitan dar estabilidad en términos de empleo, el despedir ya comienza a generar fricciones con los trabajadores. Ante esto la derecha ensaya otros caminos como El Estatuto Laboral Juvenil, que viene a precarizar el trabajo y a establecer el inicio de nuevos marcos en el conjunto de las relaciones laborales. Todo se enmarca en iniciar un nuevo periodo de recuperación y hacerlo sostenible en el tiempo, en el contexto de un capitalismo decadente.

Sin duda la burguesía en Chile y el mundo puede iniciar una recuperación ocupando como punto de apoyo la pauperización de la vida de los trabajadores y los sectores populares, pero esto mismo puede abrir nuevos fenómenos en la lucha de clases.

Hasta el momento lo que se observa es una recuperación débil, sostenida con “pilares de barro”, que se hace insostenible sin una mayor recuperación de la economía mundial, para esto se requiere nuevos marcos de acumulación, donde entra a ser un factor la lucha de clases.

El factor lucha de clases y la restauración del equilibrio capitalista.

El factor que cruza todas las relaciones de la economía, y que puede amagar las intenciones de la derecha, los empresarios en Chile y la burguesía de conjunto en el mundo, es la lucha de clases. Como veíamos, la recuperación económica requiere de golpear a los trabajadores para abrir nuevos marcos de acumulación, pero estos golpes van abriendo luchas parciales de la clase trabajadora.

La restauración del equilibrio capitalista, depende de la lucha de clases a nivel mundial. Es decir, la clase obrera es un un factor en esta ecuación, que puede impedir que la restauración capitalista recaiga en sus hombros. Las crisis capitalistas han mostrado esta dinámica en la historia (Arrigui 2009, Brenner 1998), La revolución rusa, fue un ejemplo de la ruptura del equilibrio, con un capitalismo que entre crisis y guerras se sostenía de forma inestable, los trabajadores lo terminan rompiendo en Rusia, eslabón débil de la cadena capitalista, con una revolución. A la inversa, en los años 80 vimos como el triunfo de la contrarrevolución capitalista neoliberal inicio un nuevo periodo de acumulación, es decir restableció los equilibrios, a partir de una época de inestabilidad iniciada por la crisis de 1970 (Brenner 1998). Así caracterizaba Trotsky, el revolucionario dirigente de la revolución rusa, la dinámica capitalista en la década del 20

El equilibrio capitalista es un fenómeno complicado; el régimen capitalista construye ese equilibrio, lo rompe, lo reconstruye y lo rompe otra vez, ensanchando, de paso, los límites de su dominio. En el dominio económico, las crisis y las recrudescencias de la actividad constituyen las rupturas y restablecimientos del equilibrio. En el dominio de las relaciones entre las clases, la ruptura del equilibrio consiste en huelgas, en lock-outs, en lucha revolucionaria. En el dominio de las relaciones entre Estados, la ruptura del equilibrio es la guerra generalmente, o bien, más solapadamente, la guerra de las tarifas aduaneras, la guerra económica o bloqueo.

Hoy estamos en una época de equilibrio inestable, donde la burguesía busca recomponer equilibrios descargando los desequilibrios inherentes al capital sobre la clase obrera. Por otro lado, y aunque en esta época ( en el corto plazo) sea difícil ver revoluciones socialistas como salida a los desequilibrios , si al menos abre la posibilidad que sectores importantes de la clase obrera vean las miserias del capitalismo y avancen hacia una perspectiva socialista, es decir, la posibilidad de recomposición de la clase obrera en el mundo y Chile, la rearticulación de sus fuerzas, por un lado, por medio del rol objetivo , la crisis capitalista y las convulsiones que vienen con ella, y lo subjetivo, el rol de una organización revolucionaria consciente, que dirija sectores para batallas correctas, que permitan este avance. En la medida que esto se logre, la recomposición del capital será más difícil, y con ello la posibilidad de que se constituya una organización revolucionaria y se desarrolle una revolución es mayor, mientras no se recomponga el equilibrio.

Conclusiones

Después de 2009 la economía internacional cambió, las crisis reconfiguran el mundo capitalista, alteran las relaciones interburguesas, y abren espacio a nuevas configuraciones. Hoy estamos en el momento transitorio a este cambio, y Chile es parte de este, donde las fricciones del capital se trasladan a golpear a los trabajadores, con el fin de iniciar un nuevo periodo de acumulación en base a un nuevo “punto de equilibrio” económico, con menores costos, mayor desempleo, menos gastos sociales, es decir pauperización de la vida en su conjunto. Pero ahí mismo surge su contradicción, la posibilidad de mayores desarrollos de la lucha de clases, abriendo posibilidades para la recomposición del movimiento obrero Este momento transitorio se puede prolongar hasta que sus factores determinantes lo hagan cambiar, le den un punto de inflexión, la lucha de clases es uno de estos factores, de ahí el rol fundamental que juegan los trabajadores y quienes militamos en el socialismo revolucionario.

1) Banco Central de Chile, junio 2018. Informe de política monetaria.

2) Instituto Nacional de Estadísticas, julio 2018. Informe mensual de empleo.

3) Banco mundial, junio 2018, Global Economics Prospects.

4) Arrighi, Giovanni 2009, Adam Smith en Pekin

5) Brenner, Robert 1998, Turbulencia de la economía mundial

6) Trotsky León, 1921, La Situación Mundial

7) https://www.latercera.com/pulso/noticia/remuneraciones-registran-nula-variacion-junio-masa-salarial-se-sigue-desacelerando/273712/

8) Marx, Karl 1894, El Capital Tomo 3: Contratendencias a la caída de la tasa de ganancia.

9) Erika Arrano and Faruk Miguel. Studies economic statistics. Technical report, Central Bank of Chile, 2015

10) http://www.ine.cl/estadisticas/laborales/ir-icmo

No comments

Recomendados