NOVECENTO: Los fascistas no son como los hongos que nacen en una noche

0

Edson Elgueta

 

Una de las más extensas obras de Bertolucci sobre la Italia de la primera mitad del siglo XX, trata en profundidad la emergencia del fascismo, desde un punto de vista psicológico sobre la lucha entre las clases sociales.

El dirigente revolucionario León Trotsky se refería al fascismo italiano señalando “El movimiento fascista italiano fue un movimiento espontáneo de grandes masas, con nuevos dirigentes surgidos de la base. Es de origen plebeyo y está dirigi­do y financiado por las grandes potencias capitalistas. Se formó en la pequeña burguesía, en el lumpen-prole­tariado y hasta cierto punto también en las masas proletarias; Mussolini, un ex socialista, es un “self-made” man producto de este movimiento” (1).

Hoy, en que vemos cómo la convulsiva época en la que nos encontramos marcada por las crisis económicas, políticas y sociales, trae consigo fenómenos aberrantes, sello de la polarización de las clases sociales, donde ideologías miserables derrochan racismo, xenofobia, homofobia y otros residuos del sistema capitalista, el análisis sobre el ascenso de alternativas reaccionarias de ultraderecha, resulta esencial.

El fenómeno del ultraderechista Jair Bolsonaro, aunque no sea “fascismo”, pues no estamos ante métodos de guerra civil directa para destruir las organizaciones obreras, sus rasgos fascistizantes se han instalado en las elecciones presidenciales brasileras, sumado a otros referentes como Marie Le Pen en Francia, o el magnate Donald Trump en Estados Unidos, alertan acerca de acciones cada vez más violentas, y organizadas.

Analizar el fascismo desde el Novecento de Bertolucci

En el cine, importantes obras cinematográficas, han estudiado el fascismo en sus distintas vertientes, generalmente conectadas con procesos políticos relacionados al Golpe de Estado o a dictaduras, en distintos continentes.

Una de las cintas –pero no la única- que problematizó mayormente sobre este aspecto fue “Novecento” del polémico director italiano Bernardo Bertolucci (El Último Tango en París, El Último Emperador), un drama histórico, que relata la historia política de Italia de comienzos del siglo XX, hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, y posterior caída de la dictadura de Mussolini  en 1945.

Breve reseña de 1900

La cinta relata la historia de Alfredo Berlingheri y Olmo Dalco, dos amigos, uno hijo de un déspota terrateniente acomodado, y el otro hijo de campesinos que llevan décadas trabajando para la familia de Alfredo, quienes podrán a prueba su afecto, al calor de una serie de procesos convulsivos que traspasarán su relación personal, a la directa agudización de la lucha de clases, donde obreros y campesinos, comienzan a organizarse en el norte de Italia en contra del régimen antihumano que deben soportar día tras día en la finca de su patrón.

Es en este contexto que se retrata el desarrollo del comunismo en la conciencia de miles de italianos e italianas pobres, quienes cansados de las miserias a las que les condenan la burguesía italiana, comienzan a debatir y agitar la propaganda del partido, entrecruzados por importantes fenómenos huelguísticos, al alero de cambios significativos durante esta época, como la compra e instalación de maquinaria para renovar el proceso de producción agraria, que conllevaran a enfrentamientos con la policía y grupos de choque a merced de los patrones.

Es así como la figura del fascismo ocupará un rol clave al interior de la cinta, donde esta ideología ultraderechista y reaccionaria se expresará tanto en la psicología de algunos de sus personajes como Attila Mellanchini (Kiefer Sutherland), quien pasará de ser un simple capataz y administrador de la finca de los Berlingheri, a un militante asesino y sanguinario del fascismo, al servicio de los grandes empresarios de pueblo, y cabeza de los denominados “camisas negras”.

También logra visualizarse el rol de la iglesia católica dentro de este periodo, donde cuadrándose con burgueses y fascistas, y financiando sus acciones en contra de trabajadores, mujeres y ancianos comunistas, busca barrer con los militantes obreros y campesinos del lugar, que se rebelan en contra de sus condiciones de explotación y opresión, y también cuestionan los intereses y privilegios de los curas.

Producción de la película

La obra cuenta con la participación de importantes actores y actrices de aquellos años, entre ellos Robert DeNiro (Taxi Driver, el Padrino), Gerard Depardieu (Cyrano de Bergerac, Germinal), Donald Sutherland (Casanova, Mash), y Stefanía Sandrelli (Nos Habíamos Amado Tanto, Jamón Jamón), entre otros.

La fotografía y montaje de Vittorio Storaro (Apocalypse Now, Reds),, también son de un nivel superior, donde discusiones y enfrentamientos entre las distintas capas y clases sociales, se desarrollan en medio de paisajes hipnóticos y escenarios característicos del periodo entre guerras.

De igual manera, la brillante participación del maestro Ennio Morriconne en la banda sonora de la película, convierten segmentos cruciales de la película, en escenas memorables del cine europeo de los años 70’s, como la escena de Alfredo y Olmo bajo las vías del tren, o la presentación de Olmo encima de las mesas del comedor de campesinos.

La importancia de la obra

Si bien, en su tiempo la cinta de Bertolucci, no cosechó de éxitos, no fue reconocida abiertamente por la crítica, como ha ocurrido con distintas obras, con el pasar de los años ha comenzado a visualizarse el valor que tiene tamaña película, que en más de cinco horas, busca adentrar al espectador, en la piscología de los personajes como también en la perspectiva de cada uno de ellos, frente a la agudización de los procesos políticos, marcados por la lucha de clases. Obreros, campesinos y campesinas, policías, terratenientes, curas, fascistas y comunistas, se enfrentarán a los cambios de una era que los abandona, para poner en pie un mundo nuevo, donde la desidia histórica de los burgueses llega a un punto límite, donde una sublevación generalizada de la clase obre y campesina humillada por décadas, pereciera ya no tener retorno, aunque la dirección estalinista, y la subordinación a la transición democrática en alianza con los partidos burgueses, pareciera trastocar el importante ascenso en la conciencia de las masas.

Huelgas de campesinos, titiriteros comunistas, protesta de mujeres, comités de defensa de obreros y campesinos en contra de la arremetida de los fascistas, serán uno de los tantos condimentos de esta obra de arte, que al día de hoy se conserva con el mismo ardor dentro de la categoría de “película de culto”.

(1) León Trotsky ¿Qué es el fascismo?: http://www.ceip.org.ar/Que-es-el-fascismo

 

 

No comments

Recomendados

La accidentabilidad laboral en Chile

¿Cómo la desaceleración y la dinámica de la economía  afecta a los trabajadores? Benjamin Mendez, Matemático y Economista Extracto de tesis de magister en economía. ...